info@certificalia.es 678 866 132

Qué es el Certificado de Eficiencia Energética

Desde el pasado mes de Junio de 2013, los propietarios de un inmueble que quieran ponerlo en alquiler o venta, deberán contratar a un arquitecto o técnico cualificado para que le confeccionen un Certificado de Eficiencia Energética, documento oficial que expone las características energéticas del mismo.

Todos los aspectos relacionados con ésta nueva obligación, están recogidos en el Real Decreto 235/2013 de 5 de abril, basado en la Directiva Europea 2010/31/UE, que además establece que hay que disponer de dicho Certificado desde el mismo momento en que se anuncia o publicita el alquiler o la venta en cualquier periódico, revista o anuncio de internet.

En los anuncios donde se publicite el alquiler o venta de un inmueble, lo que es obligatorio indicar es la letra obtenida en la calificación del Certificado, que puede variar entre la letra A para las de mejor calificación y la letra G para las que obtengan peor calificación. Lo más habitual para el tipo de viviendas existentes en España es obtener calificaciones tipo E o F.

Con esta norma, que proviene de una Normativa Europea de obligado cumplimiento, lo que se pretende es que la persona que quiera comprar o alquilar un inmueble, conozca de antemano su calificación energética, para que pueda valorar mejor la relación precio/calidad de dicho inmueble.

Una vez conseguido el Certificado y la Etiqueta Energética que emite la Comunidad Autónoma, la validez es de diez años, por lo que aunque se vuelva a alquilar o a vender de nuevo en los años siguientes, no será necesaria su renovación si no han pasado diez años desde su fecha de emisión.

Las multas por el incumplimiento de estas obligaciones son bastante importantes, oscilando entre los 300 y los 6.000 euros, según se tipifique la gravedad de la infracción. Dado que la obtención del Certificado no es muy costosa le recomendamos a los propietarios obtener su Certificado con suficiente antelación para evitar sanciones.

Como ejemplo de infracciones más habituales, cabe decir que si un propietario dispone del Certificado de Eficiencia Energética pero no indica en el anuncio de alquiler o venta la calificación obtenida, la infracción será considerada como leve y la multa estaría comprendida entre 300 y 600 euros. Si un propietario vende o alquila su piso sin entregarle al comprador o inquilino el Certificado Energético registrado, la infracción será catalogada como grave cuya multa oscilará entre los 601 y los 1.000 euros. Y si se publicita el anuncio de Venta o Alquiler sin disponer del Certificado en vigor y registrado en la Comunidad Autónoma, la infracción será considera como muy grave y la sanción correspondiente puede oscilar entre los 1.001 y los 6.000 euros. También es importante tener en cuenta el efecto de la reiteración, que puede convertir una infracción leve en grave y una grave en muy grave. (Puede consultar todos los tipos de infracciones en el apartado Sanciones).